Seleccionar página

¿Todavía no ha adaptado su empresa al nuevo RGPD?

El pasado 25 de mayo de 2018 entró en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) en toda la Unión Europea, reemplazando en España la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).
La rápida evolución tecnológica y la globalización han planteado nuevos retos para la protección de los datos personales. La magnitud de la recogida y del intercambio de datos personales ha aumentado de manera significativa. Estos avances requieren un marco más sólido y coherente para la protección de datos en la Unión Europea, respaldado por una ejecución estricta, dada la importancia de generar la confianza que permita a la economía digital desarrollarse en todo el mercado europeo.

¿Qué es el RGPD?

Es una normativa que tiene como finalidad unificar la protección de los datos personales de los ciudadanos de la Unión Europea. El RGPD contiene muchos conceptos, principios y mecanismos similares a los establecidos por la LOPD. Por ello, las organizaciones que en la actualidad cumplen adecuadamente con dicha ley española tienen una buena base de partida para evolucionar hacia una correcta aplicación del nuevo Reglamento. Sin embargo, el RGPD modifica algunos aspectos del régimen actual y contiene nuevas obligaciones que deben ser analizadas y aplicadas por cada organización teniendo en cuenta sus propias circunstancias.

Los principales objetivos del RGPD son:
• Instaurar nuevos derechos para los ciudadanos de la Unión Europea.
• Consolidar de manera significativa los derechos de los ciudadanos dándoles más control sobre sus datos personales.
• Dar credibilidad a la regulación de datos a través de un sistema de sanciones.
• Responsabilizar a todas las personas que manejen datos personales.

¿A quién afecta el RGPD?

Según la nueva normativa, deberán de cumplirla todas las empresas establecidas en la Unión Europea que recojan, guarden, traten, usen o gestionen (de forma automática o manual) algún tipo de datos personal de ciudadanos residente en la Unión Europea.

¿Cuáles son las sanciones por no cumplir con el RGPD?

La nueva ley de protección de datos trae consigo fuertes sanciones para aquellos que la incumplan. Y es que las multas pueden ascender de los 10 millones de euros (o el 2% como máximo del volumen de negocio total anual global) hasta los 20 millones de euros (o el 4% como máximo del volumen total anual global), en función de las circunstancias de cada caso individual teniendo en cuenta diversos factores como gravedad de la infracción, duración, intencionalidad, etc.

¿Qué hará Anima por usted?

Anima le asesorará y adaptará su negocio al nuevo reglamento, encargándose de realizar todas las actuaciones jurídicas necesarias para asegurar que cumpla al 100% con el RGPD. Por ello, llevaremos a cabo una consultoría y un análisis del estado real de su empresa, con el fin de cumplir con todos los principios que dicta la ley.

Si tiene cualquier duda, estamos encantados de ayudarle. Nuestro objetivo es proteger el alma de su empresa.

Solicite una auditoria ahora!